Diseñamos, estructuramos y vendemos proyectos de vivienda de interés social sostenibles.

Nuestros proyectos ayudan a cumplir hasta 16 de las 17 metas de sostenibilidad de la ONU.

Mediante nuestra Asociación aportamos al incremento de la calidad de vida de nuestros usuarios.

Clean Blog - Start Bootstrap Theme

Construcción Sostenible

Conciencia Global

Café Caicedonia

Hasta hace poco para los seres humanos el mundo era un terreno inexplorado dispuesto a ser conquistado y descubierto en pro y beneficio del ser humano. Hoy nos encontramos con la realidad de:

1. El mundo no nos pertenece.

2. Los recursos son escasos y finitos.

3. Existe un tope para el crecimiento humano.

Estas tres realidades que podemos ver con cierto asombro impactan directamente en la economía debido a que entendemos que la dinámica del modelo económico actual no es para nada coherente con esta nueva realidad. Serge Latouche, economista francés, abordó la temática del decrecimiento industrial argumentando que poco a poco habría que equilibrar el desarrollo humano y la restricción de recursos naturales de manera que podamos vivir en este planeta y a su vez desarrollarnos económicamente.

El fin de la era industrial y el inicio de la era digital abordan este y varios temas en donde cambiamos el concepto de crecimiento económico. A su vez también las prioridades de la vida humana se transforman de un modelo de acumulación de bienes materiales, al consumo y producción de conocimiento. Un nuevo modelo de la economía que poco a poco iremos viendo desenvolver con mayor fuerza.

En este orden de ideas cada continente es un aportante fundamental del ADN global que reúne la nueva conciencia. El componente aire le corresponde a Asia que es el portador de la sabiduría interdependiente del budismo. Fuente de sabiduría que gracias a la interconectividad nos vuelve conscientes de nuestra insignificancia en el planeta.

De segundo está el África, la madre de todos. El continente que dio origen al ser humano y que por lo tanto nos conecta con el elemento tierra. Los tambores, la cultura tribal y la raza negra nos enlaza desde la profundidad de la historia con el elemento que nos sostiene y evita que caigamos en el vacío del universo. La llama del fuego le corresponde a Europa. Quizá en parte por su capacidad de iluminar, pero a su vez también por que la fogosidad de su desarrollo ha dado origen al calentamiento global.

Finalmente, el elemento agua le corresponde a América. El continente que desde el gran amazonas y el lago Titicaca contiene la reserva de agua y biodiversidad de la naturaleza. Esta unión de elementos que conforman la conciencia global necesita de un ADN fundamental para la construcción de un nuevo paradigma. Este ADN vendría siendo la conciencia colectiva. Hasta que los seres humanos no seamos conscientes que la unión de nuestras mentes y nuestros espíritus es fundamental para el correcto y coherente desenvolver del planeta, no vamos a lograr llegar a un feliz término en el desarrollo global sostenible.

El requerimiento fundamental para empezar a vivir sosteniblemente es hacernos conscientes de que el papel de cada uno de nosotros en el planeta es fundamental, básico y necesario. Sin las manos unidas de todos los continentes con dificultad se podrá construir el modelo económico a través del cual podremos garantizar un correcto desarrollo colectivo.

En estos cinco elementos a su vez se evidencian cinco componentes de sostenibilidad que son fundamentales en cualquier tipo de vivienda en cualquier parte del mundo.

El agua de suministro y el agua de residuo son un elemento fundamental al abordar la problemática de la vivienda.

El agua de las duchas, los lavaderos y los lavamanos se reutilizan para los sanitarios. Con esto se ahorra hasta un 30% en el consumo del agua.

La ventilación pasiva, la correcta distribución y localización de la vivienda nos permitirá ahorrar grandes cantidades de dinero en calefacción o ventilación de la vivienda.

El uso de celdas fotovoltaicas para usar la energía solar nos permite encontrar fuentes alternativas para el uso de estufas, hornos y bombillas al interior del hogar.

Los sistemas de reciclaje de residuos orgánicos y las huertas caseras son importantes para la reducción de la basura en el hogar.

Por último, la convivencia representada en un nuevo modelo de economía y relación con el entorno ayudará a afianzar estos cinco componentes para la sostenibilidad.

En Caicedonia, Valle del Cauca estamos construyendo la primera vivienda de interés social sostenible de Colombia y una de las primeras de América Latina. El nombre del proyecto es Café Caicedonia.

Inmerso en estos cinco elementos el proyecto busca generar una relación más armónica entre el usuario y el territorio. Por esta razón las viviendas vienen acompañadas de la plataforma tecnológica de lapapaya.org en donde cada usuario podrá depositar un proyecto de vida y mediante nuestras agendas desarrollar estrategias que ayuden a reducir el consumo en la copropiedad y por ende hacerla más sostenible.

Si quieres conocer más sobre el proyecto, puedes visualizar el siguiente video:

Felipe Velásquez Palacio

Cel: 3207217643

Volver